Test rapido de detección del VIH

La prueba rápida del VIH que hacemos en la farmacia no es una prueba diagnóstica, sino de cribado, esto quiere decir que asegura un negativo fiable si ya han pasado más de 3 meses desde el día de situación de riesgo y si en el resultado se detecta reactividad (es decir, una reacción positiva) siempre se debe corroborar con resultado hospitalario de extracción sanguínea.


La realización de la prueba es anónima, no se piden datos que identifiquen al usuario, por el contrario si que se hacen una serie de preguntas demográficas estándar para poder introducir en bases estadísticas.


El procedimiento de la prueba es sencillo; se pincha el dedo con una lanceta (aguja especial para obtener sangre superficialmente), de manera muy poco doloroso e invasiva y se deposita en una tira reactiva que será la que nos indicará si se detectan antígenos o anticuerpos del virus en la sangre.
Con el fin de obtener el resultado hay que esperar 20 minutos y el tiempo mínimo que debe haber pasado desde el contacto de riesgo para poderse hacer la prueba es de 12-20 días.

En conclusión, es un método rápido y seguro para descartar la infección por VIH, aunque el mejor método para evitar la infección es la prevención y por lo tanto el uso del preservativo en las relaciones sexuales, así también se evita contraer otras enfermedades de transmisión sexual.

No es necesario pedir cita previa.

Precio 10 €